Reseña de N. 7296 «PRISIONERO DE MI MENTE»

El primer libro del empresario y emprendedor Jonathan Sifuentes, Global Master de la empresa Xifra, se diferencia de muchos otros libros de Desarrollo Humano en el mercado por muchas razones. En primera de cuentas, es un libro que es la versión extendida de una de sus puestas en escena que suele realizar en los eventos multitudinarios de su marca, por lo que se espera que otros monólogos y puestas en escena también se conviertan en libros en los próximos años.

N. 7296; Prisionero de mi mente inicia sus diez capítulos con un monólogo en el cual la voz narrativa se lamenta de las condiciones carcelarias en que vive, porque las opciones que tomó, siempre buscando la “Seguridad Máxima”, se convirtieron en lastres que lo llevaron a vivir como si estuviera en una cárcel de Máxima Seguridad.

El primer capítulo confronta al lector a repensar las opciones que ha tomado en su vida, sobre todo, a cuestionar los paradigmas con los que ha vivido hasta la fecha. El capítulo dos, el más extenso del libro, nos habla de cómo funciona la mente y cómo es acondicionada por factores externos que impiden a cada quien desarrollar su verdadero potencial.

El libro no deja de polemizar en ningún momento sobre cuáles son los límites autoimpuestos por las personas para no cambiar, no arriesgar, no intentar, no invertir. Propone pequeñas acciones para cambiar las condiciones de vida; debate sobre las cosas que se nos han dicho desde posiciones de autoridad y que no debemos seguir creyendo; cuestiona muy fuertemente los resultados reales de jugar siempre “a la segura” y propone también ejercicios de autoevaluación para que el lector se ubique en la realidad y reúna sus mejores recursos para intentar cosas nuevas, mejores y más grandes.

El libro, hacia el final, propone que cada quien reclame lo que debería entender desde siempre como un derecho de nacimiento, la Libertad Incondicional. Cabe destacar la definición que hace de las libertades irrenunciables intrínsecas a la naturaleza humana: La Libertad Mental; La Libertad Financiera; La Libertad Física; La Libertad Espiritual y la Libertad Emocional.

En la parte del diseño, además de contar con ilustraciones que ejemplifican el proceso de liberación de la mente, y la importancia del sistema de creencias y de las actitudes correctas para enfrentarse al mundo, cuenta con una caja de texto muy amplia, colorida, y con un tipo de letra amigable con los lectores, inspirado en las pantallas de las tablets y en los lectores electrónicos, para hacer la lectura todavía más ágil y disfrutable.

En resumen, el primer libro de Jonathan Sifuentes es un libro con su propia personalidad, dinámica, disruptiva y audaz, que son características que el propio autor define como partes de su actuar frente a la vida y los negocios. Es ampliamente recomendable y seguramente será el primero de muchos.