Acciones altruistas y el cripotarte para el apoyo de la defensa del fundador de WikiLeaks

El mundo digital y la era de la tecnología blockchain y NFT no sólo es para inversiones descentralizadas o entretenimiento, sino también se puede efectuar para acciones “altruistas”.


En Londres se vivió una subasta en línea de arte digital para la recaudación de fondos para la defensa del fundador de la organización mediática WikiLeaks.

Julian Assange, pelea contra la extradición de Gran Bretaña a Estados Unidos, en que, las autoridades desean que sea juzgado por más de quince cargos penales, en los que incluye violar una ley de espionaje; después de que WikiLeaks comenzara a publicar miles de archivos secretos clasificados e información diplomática en 2010.

Las ofertas de la subasta digital, superaron los cincuenta millones de dólares el 9 de febrero de 2022.

Julian se unió y colaboró con un criptoartista conocido como “Pak”, para poder vender una colección de tokens no fungibles (NFT), bajo el nombre de ‘Censored’. Esto, en una subasta online del 7 al 9 de febrero, para poder recaudar fondos que respalden su caso. 

Demos un vistazo rápido de qué son los NFT…

Por sus siglas en inglés Token No Fungible (non-fungible token), son un tipo de activo criptográfico que hace uso de tecnología blockchain para registrar el estado de propiedad de los archivos digitales como videos, imágenes e incluso del gaming. Estos activos digitales se han popularizado alrededor del mundo. Como dato curioso: las obras de arte NFT son vendidas por millones de dólares.

Regresando al tema de Assange, la pieza central subastada “Clock”, es una obra que demuestra la cantidad de días que lleva encarcelado. Se aprecia un texto blanco sobre un fondo negro, que, se va actualizando a diario.

Partidarios de Julian son quienes hicieron la oferta. Mismos, que formaron un grupo autónomo descentralizado llamado ‘AssangeDAO’, en el que usuarios juntan su dinero y usan tokens basados en blockchain para votar las decisiones sobre cómo se ejecuta el dinero digital.

Más de 10,000 personas contribuyeron a esta causa.

Las ganancias de la venta de la obra de criptoarte será destinada a apoyar la defensa legal de Julian Assange.

Por: Anaí Quintero